Nuestro director, Víctor Manuel Gañán, ha colaborado recientemente en el libro “365 reflexiones para conseguir un negocio de éxito” escrito por el joven empresario Raúl Loro. En él que ha tenido la oportunidad de reflejar sus ideas acerca de cómo usar la comunicación como parte de la innovación empresarial para conseguir un valor diferencial.

En el libro aparecen pensamientos y opiniones de diversos profesionales destacados en diferentes sectores de actividad empresarial, con el fin de ayudar al lector a alcanzar el éxito laboral.

Algunas de las claves que el libro ofrece son las siguientes:

 

  • Mantener el equilibrio existente entre el profesional y la persona.

  • Cómo obtener beneficios offline y online.

  • Cuáles son los secretos de los distintos perfiles profesionales.

  • Y una forma atractiva de obtener conocimientos prácticos para el día a día.

 

Premiado por la Escuela de Empresariales de Valladolid en 2004, con el premio al mejor empresario joven de la ciudad, Víctor Gañán, en esta ocasión nos presenta una de sus visiones sobre la importancia de la comunicación.

 

En la reflexión 139, Víctor, nos explica cómo “con las herramientas de comunicación adecuadas podemos hacer que el valor de nuestra empresa sea percibido de una forma más directa, segmentada y eficaz”. La innovación junto a las nuevas tecnologías de la comunicación pueden apoyar a tu negocio a difundir un mensaje original y personalizado que te acerque más a tu audiencia.

 

Asimismo expresa que en la mayoría de los casos es mayor la ventaja de la empresa que consigue comunicar de forma más eficaz al cliente, que la que lanza primero un producto al mercado por ejemplo, reafirmándose en la teoría de la importancia de la comunicación.

“Apostar por la innovación y sobre todo en las Pymes, suele ser clave para crear valores diferenciales de forma sencilla”. “Establecer una estrategia de negocio en internet es fundamental en cualquier empresa hoy en día”. Son algunas de las claves que Víctor nos recomienda a lo largo de su reflexión, la cual finaliza insistiendo en el miedo de las empresas a la barrera tecnológica, cuando no sólo se trata de un factor relacionado con la informática, sino de un canal humano de conversación.

Extracto de la reflexión de Víctor Manuel Gañán en el blog de Raúl Loro